Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘ARISTÓTELES’ Category

LA ORGANIZACIÓN SOCIAL
A diferencia de las tesis sofistas que ven la sociedad y las leyes fruto de la convención, ARISTÓTELES, insiste en la sociabilidad natural del ser humano. No sólo natural, sino consubstancial. Los humanos somos animales sociales dotados de lenguaje y razón, a diferencia de otros animales gregarios. Sólo en sociedad podemos desarrollar lo más excelente que hay en nosotros. Es gracias a ella que podemos llegar a ser realmente humanos y alcanzar nuestro bien: la felicidad.
En este marco de interdependencia es preciso situar las relaciones entre la ética y la política. La mejor sociedad es aquella que más favorece el bien de los ciudadanos, es decir, su habituación a una vida razonable.
Es necesario recordar, sin embargo, que para ARISTÓTELES la sociedad es prioritaria a los individuos, dado que éstos solo adquieren su ser en sociedad. Por eso el bien es, por encima de todo, una cuestión colectiva.
En efecto, el fin al cual aspiramos los humanos es la felicidad, y ésta sólo la podemos alcanzar en el seno del Estado, la única comunidad que es autosuficiente y que proporciona todos los bienes, tanto materiales como espirituales, que los individuos necesitamos para realizarnos plenamente.
Así pues, la ética y la política mantienen una relación de interdependencia. La ética descubre los valores que la política ha de impulsar, pero al mismo tiempo la ética no adquiere plenamente su sentido si no es formando parte de la política.
El arte de la política ha de velar (cuidar) para que los ciudadanos se habitúen a una vida regida por una razón equilibrada. Y si no es suficiente con esta educación, es preciso imponer la ley mediante la vigilancia y el castigo. ARISTÓTELES sabe, como observador objetivo de la realidad, que a menudo los hombres responden más al castigo que a la bondad. Como en el PLATÓN de las últimas obras, también en ARISTÓTELES los años van minando el optimismo antropológico de las obras de juventud.

LA VIRTUD DE LA JUSTICIA
La virtud que ha de presidir la vida política es la justicia, entendida como la virtud más perfecta, aquella que produce y preserva la felicidad de la comunidad.
La justicia, tanto en lo que tiene de natural como en lo que sólo resulta de la convención, presenta dos aspectos. Por una parte, la justicia distributiva que establece las relaciones entre la ciudad y sus habitantes, distribuyendo bienes y cargas proporcionalmente a la dignidad, la jerarquía y las funciones de los ciudadanos. Por otra parte, la justicia correctiva, en la que los jueces restablecen las posibles desigualdades cometidas en los tratos y en las relaciones entre ciudadanos.

Read Full Post »

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Read Full Post »

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Read Full Post »

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Read Full Post »

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Read Full Post »

Protegido: COMENTARIO ARISTÓTELES

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Read Full Post »

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Read Full Post »

Older Posts »